Intelligent Delivery, a la vanguardia del sector

Hapiick News | Blog 17.01.2018
Intelligent Delivery, a la vanguardia del sector
Hablando con Haritz de los procesos y ventajas de hapiick.

En su recorrido, Intelligent Delivery no ha parado de mejorar y facilitar el proceso para el usuario final. Así mismo ofrece al sector profesional soluciones a medida. Su tecnología y su experiencia, consiguen fiabilidad de un servicio puntero. De todo ello, nos habla su CEO Haritz Elortza.

Trabajáis cada día para simplificar el método de empleo de las armarios inteligentes. ¿Qué novedades estáis introduciendo?

Una de las novedades es que cada vez que un usuario quiera utilizar hapiick con cualquier tipo de envío ya no necesita entrar a nuestra web para generar un código.

Dicho de otra forma, no va a existir un código de barras por paquete, sino por usuario. Esto simplifica mucho las cosas para el comprador, si además le unimos que dicha mejora viene acompañada de un sistema de crédito para el pago y la posibilidad de elegir su ubicación favorita.

Ahora utilizar el servicio es una experiencia más personalizada, y que se hace en un par de “clicks”.

Hemos hablado del usuario, pero..., ¿Y el profesional? ¿Cuáles son las ventajas que puede encontrar en hapiick?

Nosotros abogamos por ser un operador global que se basa en el producto más puntero del mercado. Estamos hablando no solo de una taquilla, si no de una taquilla que puede ser más eficiente, teniendo en cuenta que incluso su inteligencia puede estar en la nube, y no ser nada más que una taquilla con un módem; además de eso tenemos un almacén inteligente, que da soluciones para aquellos puntos donde hay más rotación, llamado Packrobot, pero incluso somos capaces de hacer productos Ad hoc como Flex. En definitiva, nosotros ofrecemos a los profesionales, valor añadido para sus clientes, entendiendo los terminales automatizados como un hub de entregas. Hemos cambiado el concepto inicial, y ahora estamos convencidos que podemos ofrecer la mejor de las soluciones para el mercado del retail, las mensajería, grandes corporaciones e incluso por que no, a los mismos centros donde instalamos los terminales. Atraemos gente a los puntos.

Compras, transporte, entrega y recogida... ¿se trata de reducir eslabones en esta cadena? Menos atascos y aparcamientos imposibles, solución al problema de la última milla... Es incuestionable vuestra apuesta por la sostenibilidad.

Cualquiera que viva en una ciudad te responderá, con poco margen de error, las mismas cosas si le preguntas cuales son los problemas de vivir en la ciudad. Y lo mismo ocurre con los repartidores.

No lo llamaría reducir eslabones, quizá se trata de que dichos eslabones sean más eficientes, mediante la eliminación de errores, y en un entorno más amigable que apuesta por la calidad de vida.